· 

Trainers for the future: el día después.

Impresiones, experiencias y conclusiones de la segunda edición de Trainers for the Future

La ciudad de Santigo de Comostela nos ha recibido este fin de semana para la celebración del segundo Congreso de profesionales de la Formación, Trainers for the future.

 

En un espacio incomparable como la Ciudade da Cultura nos hemos juntado compañeros de profesión, educadores de diferentes ramos, empresas, entidades, representantes de organismos locales, autonómicos y estatales… Para intentar poner encima de la mesa la realidad del sector de la formación desde el máximo de perspectivas posibles.

 

De lo que más he valorado y compartido con otros congresistas, me quedo con una orientación bastante detallada de lo que deberíamos hacer para continuar ejerciendo esta maravillosa profesión con el máximo de garantías posibles.

 

Me voy con la mochila llena de regalos, de tod@s y cada un@ de los que hemos participado, empezando por el "ideológo" de todo esto, Juan Diego. Otros me han llegado en forma de ponencias, conversaciones de coffe braks, contactos... Pero si quiero compartir las que pondría en lo alto de mi lista, no me queda más remedio que hablar de Alfredo Vela y José Lozano.  Ambos, con su visión global del sector, han acogido con sus exposiciones la voz de muchos de sus compañer@s ponentes, así como de muchas conversaciones de tod@s nosotr@s.

 

Alfredo Vela

 

Comenzando por Alfredo, nos ofreció un baño de realidad versión “Heavy Metal” de lo que debíamos hacer los formadores para cambiar nuestra incierta (en muchos casos) situación laboral.

 

Heavy Metal porque lo primero que quiso fue borrar de un plumazo las voces del debate del día anterior, que más allá de reflejar los males de nuestro sector (que los hay), se instalaban en un pesimismo sin una propuesta de valor/autocrítica a cambio. Defendía que estas situaciones no pueden más que empujarnos a movernos de esa zona de conflicto, con nuevas herramientas y habilidades que rompan las cadenas de una situación laboral viciada.

 

Nos trasmitió la incoherencia que siente de nuestra demanda de querer profesionalizarnos como formadores del empleo. Explicaba que esa propia profesionalización nos aleja de una importante función como docentes del empleo, trabajar en sector del que realizamos la docencia, para acercar actualizaciones de estas realidades laborales a las aulas. Fuego cruzado a las primeras de cambio.

 

Pero no criticó sin construir, para revertir la situación nos apuntó dos premisas: aumentar tu valor de “marca” y la no dependencia de la formación de fondo público para responder a la creciente demanda del sector privado.

 

Desde su propia línea de vida, compartió todo aquello que le había ayudado a el a llegar a ser un comunicador/orientador/formador a nivel internacional: diversificación, marca personal, comunicación de RRSS… Llegando a numerar aportaciones a niveles realmente prácticos para generar contenidos y discurso. Muy útil para los que ya hemos comenzado ese camino o bien se tienen que poner en marcha.

 

Ya tenéis a vuestra disposición la presentación de su ponencia en www.ticsyformacion.com. Con ella bien seguro podréis afinar aún más lo que os estoy contando.

 

Jose Lozano

 

Otra persona a la que quiero destacar por la fuerza de su discurso es José Lozano, representante del sector empresarial, CEO de AEFOL&EXPOLEARNING. Esta entidad tiene como principal objetivo difundir el e-learning a través de webs, redes sociales, y actividades organizadas directamente o en colaboración.

 

De la mejor manera que se puede empezar un discurso, con datos, nos enfrentó de cara al mercado emergente del e-learning: una gran oportunidad que no debemos dejar escapar. En la línea de lo comentado por Alfredo, puso en valor al formador como factor determinante en el proceso de aprendizaje, incluso detrás de una webcam, para hacer una encarnizada defensa de nuestro papel como docentes.

 

Realizó crítica y autocrítica sobre determinadas situaciones del mercado. Desmarcándose de la línea de comunicación del resto de colegas del mundo empresarial y estamentos públicos (ojo, valor: el resto, aunque tuvieran un discurso más plano, no dejaron de exponerse igualmente a los comentarios críticos de foros y debates) se "arremangó" para demandar mejora de algunas situaciones de contratación y remuneración, que son intolerables si queremos mantener un sistema formativo de calidad.

 

Pero eso sí, todo esto desde la propuesta de creación de nuevos paradigmas de acción por nuestra parte, unido de la fuerza y entereza que siempre nos ha identificado, para afrontar cualquier reto de nuestra desafiante profesión.

 

Y lo mejor de todo, toda su exposición la hizo con un lenguaje tan cercano como directo, cabalgando sobre un tono discursivo común: la pasión. Parecía que encima del escenario había un emprendedor contándonos un proyecto por comenzar este curso, cuando realmente teníamos a uno de los motores de un evento de referencia internacional.

 

Tampoco quiero dejar pasar la ocasión de agradecer a Silvia López la oportunidad que me brindó de compartir discurso y taller de “¡Qué comience el juego! Serious games y Gamificación en Formación”, donde intentamos compartir las bases de la gamificación en las acciones formativas, con ejemplos prácticos dentro del sector de la formación ocupacional.

 

Y por último, de los que menos hablaré pero de los que más investigaré:  Virginia C. Nocito, Gustavo Marcos Cancelas, Jaime Aranda y Miguel Arean.

 

Virginia nos ofreció oro en estado puro: como está afrontando una gran multinacional los retos de crecimiento del perfil laboral de sus empleados; así como el amplio abanico de posibilidades que se nos presentan, si sabemos adaptarnos al tipo de demanda. Nos animó a salir de nuestra zona de confort y no perder este tren.

 

Gustavo, Jaime y Miguel son los tres diamantes con los que completar la corona: con una trayectoria para seguir bien de cerca, pasarían desapercibidos en cualquier parada de metro de una gran ciudad. Pero fue pisar el escenario, y el nivel de exposición y atención subió muchísimos octanos... Tanto en calidad de discurso como en la manera de driblar y tirar a canasta con la palabra.

Insisto un poquito más con Gustavo y Miguel, unos "Faemino y Cansado" con Denominación de Orixe Galega, que nos brindaron unos "momentazos" llenos de ironía y contenido en el acto final de "Desconferencia".

 

Todos ell@s, en suma con el resto de ponentes te hacen sentir una bipolaridad maravillosa: la de poner los pies en suelo y quedarse pequeñit@ de todo lo que aún nos queda por aprender... Pero a la vez maravillarse de todos los campos abiertos que aún nos quedan por explorar, disfrutando de las vistas de cada recodo del camino.

 

Mirar al abismo, impresiona. Dar el salto, aterra. Pero cuando abres los brazos y vuelas... Entonces, puedes encontrar sentido a todo lo recorrido hasta de escalar la montaña.

 

A todos los participantes, ponentes y organización de Trainers for the Future: ¡Gracias, nos vemos el año que viene!

 

 

Ángel Cruz González

Artesano Digital

Escribir comentario

Comentarios: 0