· 

Andanzas de un Rookie por Expoelearning: BAÑO DE REALIDAD.

Caminando a un palmo a ras de suelo

Aprovechando un oxigenante parón docente de semana santa, no queremos dejar de compartir nuestro paso por Expoelearning, y relatar lo vivido esos dos intensos días.

 

Sabiendo que Invenirethink “viaja en Regionales” habitualmente, desde un primer momento podíamos intuir lo que suponía subirnos al “AVE” del un gran programa de ponencias, expositores, networking y espacios de innovación e-pedagógica. Ese cambio de velocidad (rompiendo dos días la rutina de nuestro pequeño proyecto) nos ha supuesto dos semanas de duro esfuerzo para volver a la normalidad y poder realizar un poquito de feed-back, con el “mimo” y cariño con el que nos gusta comunicar.

 

Y aunque somos conscientes que precisamente las comunicaciones de este mundo van más rápido que nuestro ritmo de “recuperación”,  no queríamos dejar de aportar algo nuevo con nuestra visión, ayudando a mantener el gran “flow” generado a finales de marzo.

 

Para empezar, teniendo en cuenta que gente como nuestro compañero de viajes en Trainers for the future y Expoelearning, Chema García Seijo, ya han contextualizado Expoelarning en el blog  del Grupo Femxa (y de regalo, sus impresiones sobre el evento) os invitamos a echarle un vistazo aquí, y así no seremos repetitivos sobre la descripción y objetivos del evento.

 

Una vez hechas las presentaciones, directos al “Flow”. Aquel que nos permitió tener la constante impresión de caminar a un palmo a ras de suelo... En nuestro caso, con continuos #momentums a tres niveles:

 

  • Nivel “venga, venga, venga…”: pequeños descubrimientos que te dejan deseando llegar a casa para intentar convencer a las entidades con las que convivimos sobre el uso de sputnIC o integrar un taller de teambuilding con Bioo.
  • Nivel “ah, pero si teníamos razón”: aquellos estudios que los grandes equipos de investigación o empresas pueden desarrollar gracias a sus equipos y presupuestos, y que tú solamente puedes intuir en tu día a día. Ves una carencia, imaginas como suplirla y luego llega gente que te sacan medio tartán de distancia  como Alfredo Vela, Óscar DalmauUniversidad 42, Mario Chamorro, Raúl Jaime Maestre, ... y te enseñan el camino a seguir y el hecho de que no ibas tan desencaminado.
  • Nivel “nos faltan una vida y media más”: una vez recogida, clasificada y priorizada la información nos encontramos con los brazos abiertos ante la cima de la montaña. Estamos ahí, hemos hecho pico, pero a la hora de volver a los fuegos de la vuelta a la rutina, comenzaremos a hacer listas de cosas imprescindibles, cosas aplicables, y cosas futuribles.

 

Y aquí comienza el bendito problema/reto: necesitamos un yo para sacar el trabajo diario, otro para poner en marcha cosas tan necesarias como respirar de aquí a dos años, y un último medio restante para realizar a partes iguales la difusión en redes y la “burrocracia” de cada trimestre.

 

Y en este último punto es donde tocamos tierra de nuevo. Dejamos de volar, el 28-29 de Marzo queda como un álbum de fotos de sensaciones vivas, pero ya algo lejanas. Y justo ahí, en ese mismo instante, es la hora de marcar las diferencias.

 

Ante la opción de haber visto algo en el rango entre interesante/alucinante, con tintes de descripción de futura realidad (que cada uno ponga el grado que quiera) podemos reaccionar de dos maneras:

 

  • Como agentes pasivos, que atrapados por la cruel realidad de la agenda, vemos que cuándo todos los avances de Expoelearning lleguen al mercado, sabremos dónde acertar con nuestra compra. No es una mala opción, una parte importante de cualquiera de los proyectos que se han compartido en esta 18a edición de Expoelearning es la aceptación y difusión por parte del mercado y/o entorno educativo. Pero quizás no es la manera de sacarle partido del todo.
  • Como generadores de cambio. Es la que preferimos en Invenirethink. De bien seguro no nos permitirá una vida más tranquila, pero si una vida más cercana a esos paseos a un palmo del suelo: nos gusta coger ese listado de imprescindibles, aplicables y "futuribles". Lo tenemos presente en cada momento de nuestro día a día. Y por último, Intentamos tachar cuantos más ítems mejor, con el objetivo de emular las partes de los proyectos que definimos en nuestra particular clasificación a tres niveles.

 

De todo ese listado, algunos de ellos no les marcaremos un “done” en este trimestre, semestre o curso. Otros no llegaremos a ponerlos en práctica, ya que los presupuestos que manejan las entidades a las que prestamos servicios no los tienen a su alcance. Pero si con toda esta gran cantidad de información recibida, intentamos adoptar y adaptar la herencia de cada propuesta, quizás podamos transformar un poco más la realidad cotidiana que hasta hoy considerábamos plena.

 

Con este espíritu de trabajo novado y renovado, nos quedamos ya con ganas de conocer que se está “cocinando” en la próxima edición de Expoelearning, tal y como nos dejó caer José Lozano Galera y su equipo en la clausura del congreso.

 

Mientras tanto, en Invenirethink, continuaremos con alguna que otra piedra en los bolsillos (aunque de tanto en tanto, nos las iremos sacando, para no dejar de soñar) y así seguir rodando sobre nuestras vías de futuro hasta la primavera del año que viene.

 

 

Equipo de Invenirethink.

Escribir comentario

Comentarios: 0